Declaración de la Sociedad Económica de Amigos del País ante el fallecimiento de Eusebio Leal Spengler.

Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana ha fallecido en las primeras horas de hoy 31 de julio de 2020.

Para todo nuestro pueblo, la noticia ha producido una gran consternación. Eusebio es uno de los hijos de esta ciudad, de esta nación más queridos y respetados por su obra de restauración del Patrimonio  no solo de la ciudad de La Habana, sino de todas las obras culturales e históricas de nuestro país, particularmente de las 8 Villas fundadas por los conquistadores  a principios del siglo XVI y de otras ciudades que como Matanzas y Cienfuegos guardan también importantes valores de nuestra cultura e identidad nacionales.

Fueron 60 años dedicados por entero a esa labor, con la pasión, con la energía del que ama profundamente la obra que está realizando, con la elocuencia inigualable con la que nos enamoraba de la historia, de los personajes, de la necesidad de la conservación y restauración de las edificaciones, pero con un sentido social y humano que guiaba su proceder, pensando siempre en el bienestar de los vecinos, en el empleo, en la formación de operarios especialistas en múltiples oficios para la restauración, en las condiciones de las escuelas, de la atención a las mujeres embarazadas, a los ancianos,  siempre pensando en el carácter y beneficio social de las obras.

Para los miembros de la Sociedad Económica de Amigos del País, de la cual era Presidente de Honor, y con la que estuvo vinculado desde sus años escolares utilizando su biblioteca pública, en la cual aprendió a amar a los libros, hasta el final de su vida en que nos aportó ideas e indicaciones claves para el trabajo futuro de nuestra Sociedad, a la que consideraba que era “una sociedad que tiene que trabajar en los asuntos profundos de la identidad cubana”, tarea muy importante para resistir y vencer las agresiones económicas, políticas, culturales y de desinformación con las que el imperialismo norteamericano trata de subvertir nuestro orden constitucional, que libremente se ha dado el pueblo cubano.

Para nosotros, Eusebio no ha muerto, Viva Eusebio, su cuerpo ha dejado de existir, pero siempre estará entre nosotros, marcándonos el camino del amor a la Patria, a sus símbolos, a este pueblo heroico que ha sido capaz de resistir durante más de 60 años todas las agresiones del imperialismo, de sus aliados y de sus lacayos.

La Habana, 31 de julio de 2020

Junta Directiva de la SEAP